El poder de la vulnerabilidad

Al final es lo que somos, lo que debemos ser. No hay más; tampoco menos.

La vergüenza es como una camisa de fuerza que impide que te hagas daño en las manos; pero también impide que abraces, que sientas, que notes lo que quiere ser la vida.

Siempre he sido tímida, vergonzosa, asustadiza. Y no es algo que se vaya tan rápido. Está ahí. Metido dentro. Escondido. De todas formas, ¿es preciso que se vaya? La timidez y el miedo son mis propias luchas, mis retos, la  china que siempre me hiere, la parte de mi yo que rechazo, la parte que me rechaza a mí.

Es, quizá, lo que he venido a aprender. Lo que he venido a aceptar.

Anuncios

2 thoughts on “El poder de la vulnerabilidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s