Mondas de fruta

Una cáscara de huevo, peladuras de limón o de naranja, el envoltorio de un cd, una caja de zapatos, el plástico de una botella de agua, la piel, los ladrillos de la fachada de una casa, el empanado de un filete, la colcha de la cama… El continente. El exterior.

La materia se esconde. Hoy solo encuentro la superficie de las cosas, hoy no existe el fondo. Demasiado oculto. Demasiado intransitable.

¿Cuál es el interior? ¿cuál el exterior? ¿Dónde se encuentran? ¿Cómo se distingue la superficie del contenido? En el mundo de los sentimientos no resulta tan sencillo de ver como mondas de naranja y la fruta, pelada y apetitosa, a su lado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s