Trastornos

Un día caótico de violencia concentrada. De violencia y miedo.

Unas mujeres decían que el servicio en tres líneas del metro de Madrid se había cortado debido a una amenaza de bomba: “Eso he oído decir. Qué miedo, chica”, decía una. “Qué trastorno”, añadía la otra. “A ver ahora qué ruta cojo para llegar a casa. Ya veremos a qué hora llego”. “¿Qué habrá pasado?”, “No sé, ¿serán los mismos que lo de París?”,

Lo de París. Está en todas partes. Una noticia de las que se dice que vuela, que se filtra por todos los resquicios incluso aún evitándola. No quiero escucharla, no me apetece verla. Me basta el titular que se desprende de ella y de toda la locura que ha desencadenado: unos muertos valen más que otros, del mismo modo que también hay vivos cuyas vidas son más valiosas que otras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s