Cuando se evapora la vergüenza

Deja que huyan los conceptos, que se despeine la virtud, deja que se aleje despacio lo aprendido y se quede sola tu pizarra: blanca, limpia, lisa como un mar callado.

Deja que los ojos sean ojos y las miradas se vacíen.

Cuando se evapora la vergüenza aparecen pisadas de libertad. 

Margaret Mitchell

Anuncios